0
Browsing Tag

Trends

Lifestyle

What The Finsta!

4 septiembre, 2018

Hace poquísimas semanas brincó en una conversación de un grupo de WhatsApp la aparición de un curioso segundo perfil de Instagram de una amiga en común. Un perfil que no tenía más de 100 seguidores y con contenido más ingenuo, más personal y menos curado que su perfil “original”. Uno más natural, menos producido y que no llevaron a la estética que esperamos encontrar en el mar de la perfección, de poses, atuendos y regios flatlays de tu desayuno, almuerzo o la fritanga gourmet de la cena, nos topamos con un Finsta o Fake Instagram. Así que let’s dive in.

Pero… What The Finsta?

Un Finsta es una cuenta secreta exclusiva o que pasa desapercibida digna para el estalkeo selectivo, donde mostrás tu verdadero “yo”, un moodboard de tus intereses o arte y donde depuras las banalidades de las cuentas que aspiras ser pero que estás lejos de lograr… jk, jeje todo se puede en esta vida con esfuerzo.

En el Finsta dejas la estética y dejas de idealizar para que todo el contenido fluya de manera natural sin programarlo, sin editarlo, sin filtrarlo e incluso sin ordenarlo en las perfectas tríadas fotográficas, casi, casi como cuando abriste tu cuenta y con costo entendías de que iba esa nueva red social.

En ese perfil tu vida es un retrato más cercano a lo que es. Y digo cercano, porque a pesar de ser aún más sincero, las redes sociales nunca terminan de capturar y mostrar quién sos. Si querés ser totalmente transparente mejor escribí un memoir y lo publicas en unos añitos. Lo curioso es que, en Nicaragua, prácticamente la cultura de los Finsta llegó antes de que se conociera, pues los perfiles sin depurar a-bun-dan y son muy pocos los que realmente curan el contenido de sus perfiles. Y sí, tener el Feed lleno de selfies, no es curar tu perfil.

Es necesario destacar que los habilidosos usuarios que manejan dos cuentas al mismo tiempo, no las tienen porque padezcan desdoblamiento de la personalidad, sino que ocupan su segunda cuenta para reafirmar su coolness, demostrando libremente su personalidad. Así que ¡don’t judge y abrí otra cuenta!

Y ahora…las reglas para que tu Finsta sea un Finsta

  • Rondar entre una veintena o treintena de años si llegaste tarde a la “red social”.
  • Tener una cuenta legítima con tu nombre donde seguís los estándares estéticos de la red.
  • Tener una segunda cuenta privada con seudónimo donde recoges los momentos más cotidianos.
  • Distribuir tu tiempo para dar contenido en ambas cuentas
  • #YouBeYou

 

Y vos te animás a tener un Finsta?