0
All Posts By

Donald F. Blandino

DIY

Kokedama Workshop por Cassú

3 diciembre, 2018

El fin de semana pasado me volví a llenar las manos de tierra, como cuando estaba pequeño, pero esta vez no para hacer tortas de lodo y menos para hacerle montañitas a las hormigas, sino para aprender una técnica japonesa llamada Kokedama. ¿Kokewhaaaaat?, KO KE DA MA, que en español simple y básico se traduce a: “esfera del dragón” hahaha mentira, significa “bolas de musgo” y que tiene más de 500 años de antigüedad.

Está técnica no es una bolita de musgo común, sino una que te permite llevar un pedacito de naturaleza y llenar de verde a tu cuarto, sala e incluso a los espacios más mehh de tu oficina. Y lo mejor, si no sos tan comprometido/a jeje, es que requiere de cuidado medio, así vas a poder dejar a un lado las flores de papel y los cactus de plástico de todo por un dólar.

A simple vista, se ve como una planta metida en un coco (pero no lo es) y más allá de lo visualmente exótico, el proceso que hay detrás de su elaboración es lo que más me llamó la atención.

El proceso (resumido), porque este proyecto DIY hasta me hizo sudar:

  • Empezamos por revolver la tierra y otros componentes para lograr la textura deseada, amasamos hasta que la mezcla estuvo uniforme y empezamos a darle la famosa forma de esfera. Lograr la forma perfecta es medio complicado, pero es posible, solo hay que tener paciencia y (muuuucha) agilidad.
  • Una vez que ya tuvimos “la esfera de tierra”, colocamos las raíces de la planta en un hueco dentro de la misma, en el caso del taller se escogió una pariente cercana a la “lengua de suegra” en versión mini.
  • Recubrimos el exterior de la “bola” con una capa de musgo y luego empezamos con el hilado. Si, la parte externa de las kokedamas de Cassú se caracteriza por una trama hilada que la hace parecer una bola de estambre e hilar requiere de aún más paciencia (más si sos un freak del orden y la simetría).
  • Terminado el hilado, se anuda y se cortan las hojitas de musgo que sobresalen.
  • DONEEE!, lista la kokedama, solo queda colocarla en el trípode metálico y ponerla en un espacio abierto donde pueda ver el cielo y le dé el resplandor.

Estemos claros que el paso a paso anterior solo te da una idea básica del taller, para que tu kokedama te quede nítida no hay nada mejor que recibir la asesoría 101 de los expertos, poner las manos sobre “la masa” y recibir los best kept secrets para hacer crecer tu colección de plantitas en tu jardín u oficina.

So, te recomiendo estar súper pendiente de las redes sociales de Cassú para darte cuenta de sus próximos talleres y tomarte un momentito para reconectar con la naturaleza, ensuciarte y darle espacio a este DIY. Btw…si estás interesado en hacer un taller de kokedamas como bonding time con tus coworkers, en el bridal shower o en la fiesta de cumpleaños de tus sobrinos/as, ¡escribiles ya mismo!

Galería

Imágenes cortesía de Cassú.

Lifestyle

What The Finsta!

4 septiembre, 2018

Hace poquísimas semanas brincó en una conversación de un grupo de WhatsApp la aparición de un curioso segundo perfil de Instagram de una amiga en común. Un perfil que no tenía más de 100 seguidores y con contenido más ingenuo, más personal y menos curado que su perfil “original”. Uno más natural, menos producido y que no llevaron a la estética que esperamos encontrar en el mar de la perfección, de poses, atuendos y regios flatlays de tu desayuno, almuerzo o la fritanga gourmet de la cena, nos topamos con un Finsta o Fake Instagram. Así que let’s dive in.

Pero… What The Finsta?

Un Finsta es una cuenta secreta exclusiva o que pasa desapercibida digna para el estalkeo selectivo, donde mostrás tu verdadero “yo”, un moodboard de tus intereses o arte y donde depuras las banalidades de las cuentas que aspiras ser pero que estás lejos de lograr… jk, jeje todo se puede en esta vida con esfuerzo.

En el Finsta dejas la estética y dejas de idealizar para que todo el contenido fluya de manera natural sin programarlo, sin editarlo, sin filtrarlo e incluso sin ordenarlo en las perfectas tríadas fotográficas, casi, casi como cuando abriste tu cuenta y con costo entendías de que iba esa nueva red social.

En ese perfil tu vida es un retrato más cercano a lo que es. Y digo cercano, porque a pesar de ser aún más sincero, las redes sociales nunca terminan de capturar y mostrar quién sos. Si querés ser totalmente transparente mejor escribí un memoir y lo publicas en unos añitos. Lo curioso es que, en Nicaragua, prácticamente la cultura de los Finsta llegó antes de que se conociera, pues los perfiles sin depurar a-bun-dan y son muy pocos los que realmente curan el contenido de sus perfiles. Y sí, tener el Feed lleno de selfies, no es curar tu perfil.

Es necesario destacar que los habilidosos usuarios que manejan dos cuentas al mismo tiempo, no las tienen porque padezcan desdoblamiento de la personalidad, sino que ocupan su segunda cuenta para reafirmar su coolness, demostrando libremente su personalidad. Así que ¡don’t judge y abrí otra cuenta!

Y ahora…las reglas para que tu Finsta sea un Finsta

  • Rondar entre una veintena o treintena de años si llegaste tarde a la “red social”.
  • Tener una cuenta legítima con tu nombre donde seguís los estándares estéticos de la red.
  • Tener una segunda cuenta privada con seudónimo donde recoges los momentos más cotidianos.
  • Distribuir tu tiempo para dar contenido en ambas cuentas
  • #YouBeYou

 

Y vos te animás a tener un Finsta?

 

aplicaciones para generar contenido visual
Lifestyle

5 apps para crear visual content on point

29 marzo, 2018

Cuando estamos arrancando un negocio propio queremos hacerlo con todos los medios posibles, sin embargo, a veces contamos con recursos limitados para poder gestionar. Pero siempre están las ganas de hacerlo bien.

Empecé hace 4 años con conocimiento básico sobre el manejo de redes. Todo lo hacía de manera intuitiva, pero a medida que ha pasado el tiempo tuve que  ir aprendiendo, descubriendo, desaprendiendo y lanzándome para poder tener una marca consistente y más o menos constante en redes. Me tocó buscar la mejor opción posible para jugarmela con los recursos disponibles y encontré que la mejor manera de hacer las cosas estuvo siempre sobre mis manos, las redes sociales y mi celular.

Gracias a estos casi 1460 días llevando las redes de mi propia marca, me he topado con las ventajas que tiene cada red, he aprendido a disfrutarlas y a detestarlas un par de veces hahah (cuando descubro que tengo semanas sin postear jeje, sorry). Encontré las mejores herramientas y aplicaciones que hasta hoy me han facilitado la vida, y la de Madre Culture; a la hora de crear contenido visual. He podido difundir mi trabajo, buscar como posicionarme en el entorno digital y cumplir los lineamientos que yo mismo le establecí a mi marca.

Así que como sé, que por acá hay muchos emprendedores, personas con ideas de negocios o usuarios que también comparten ese amor/odio por las redes, les quiero enseñar ¡mis 5 apps favoritas para generar visual content ON POINT! Ocupando estas apps vas a poder gestionar de mejor manera las redes de tu empresa e incluso tu feed personal.

Para Instagram:

PREVIEW O UNUM: Estas apps te ayudan a hacer triadas fotográficas previas para que mires cómo se vería tu perfil antes de publicar. Acá te la podés jugar ordenándolas para que contés una historia, hagas mosaicos o simplemente visualicés si tu perfil tiene un esquema de color constante. Ordenando tu feed, vas a hacer que se mire visually appealing y probablemente más personas se acerquen al tap de ¡LOVE!

UNFOLD: Esta es para que tus stories se vean más limpios y menos comunes. En Unfold podés hacer collages, agregar textos y darle espacio a tus imágenes para que respiren. Al poner varias imágenes en un solo story, contás la historia muchísimo mejor y así no saturas la cantidad de historias que ponés en tu feed. Y tampoco aburrís a tus amigos o seguidores jeje.

Para Instagram y Facebook:

SNAPSEED: Acá vas a poder editar tus fotos como todo un pro y sin necesidad de estar en la computadora. Tiene funciones de edición mucho mejores que las herramientas básicas de Instagram. Podés limpiar, parchar, expandir, aclarar, oscurecer, etc, etc, etc. Además de esto, tiene algunos filtros precargados que te pueden servir para darle más vida a tus fotos.

MEXTURES: En esta app de pago te vas a volver loco con la cantidad de filtros que tiene. Podés trabajar en capas y hacer tus propias mezclas de filtros, que después guardas en tu librería para ocuparlas en tus siguientes fotos. Haciendo esto, vas a lograr que tus imágenes se mantengan bajo la misma estética. Ahhh, y además mextures tiene herramientas básicas que te ayudan a mejorar el color, aclarar u oscurecer y ponerle texturas que asemejan a las fotos tomadas y reveladas con rollo.

CANVA: Sí querés mezclar fotos y textos, esta app es la mejor para hacerlo. Tiene precargadas varias plantillas que podés editar y adecuar según lo que estés buscando en el momento. Es intuitiva y fácil de usar, y si tenés un emprendimiento y queres hacer que tus posts se vean muchísimo mejor, canva es perfecta para vos. Lo mejor es que las plantillas se adaptan solas a los diferentes formatos de publicación de varias redes: P.e. Stories, post de instagram, cover de facebook, geofilter para snapchat, header de twitter… y un montón de cosas más.

EXTRAS:

SparkPost – Una especie de Canva pero aún más pro.

SparkVideo– La hermana avanzada de SparkPost haha. Animaciones básicas de letras y fotos.

Okaay, ahora que ya sabés cuales son mis secretos no tan secretos para manejar un ig feed/facebook page coqueto, quiero que me contés cuáles son las apps que vos ocupas y cuáles de ellas me recomendás. Y si tenés alguna duda, pregunta o sugerencia, dejamela saber 🙂

#RandomFact: AMO INSTAGRAM se convirtió en mi red social favorita, pues ahí puedo transmito las vibras de la marca (y mías) de manera visual, ordenada y ahora efímera (stories).